Dear Members of St Mary,

As you read this I am in the Holy Land. As I write this on Monday night I am filled with anticipation. I have never been there before!

I am also filled with gratitude for the response to the appeal for funds to convert the priests’ garage into a youth center. To date we have $12,828 toward the $60,000 needed to begin construction. Besides the second collection on October 8th, gifts are coming in almost every day–$100, $500, and one parishioner has given $5,000! I am giving $1,000. If you have not contributed yet, I ask for your help. The teens need their special space! It will be a deserved legacy to the next generation of church leaders.

Our hearts are broken again. The fire devastation in northern California has reminded us again that life is fragile and the only way to recover is together. Cardinal Newman High School and Saint Rose Elementary in the Diocese of Santa Rosa were destroyed. We pray for the dead and for all those affected; the second collection this weekend will be for the Diocese of Santa Rosa.

Please keep me and the other 27 pilgrims in your prayers. Because of you, Gilroy is holy land too and I will be happy to return.

Fr Robert Samuel

—————————————————————————-

Estimados Miembros de Santa María,

Al leer esto ustedes, estoy en Tierra Santa. Mientras escribo esto el lunes por la noche, estoy lleno de anticipación. ¡Nunca he estado ahí antes!

También estoy lleno de gratitud por la respuesta al pedido de fondos para convertir el garaje de los sacerdotes en un centro juvenil. Hasta la fecha hemos recaudado $12,828 hacia los $60,000 necesarios para comenzar la construcción. Además de la segunda colecta el 8 de octubre, casi todos los días hay donaciones: ¡$100, $500 y un feligrés ha dado $5,000! Estoy dando $ 1,000. Si aún no ha contribuido, le pido su ayuda. ¡Los adolescentes necesitan su espacio especial! Será un legado merecido para la próxima generación de líderes de la iglesia.

Nuestros corazones se rompen de nuevo. La devastación provocada por los incendios en el norte de California nos ha recordado una vez más que la vida es frágil y que la única forma de seguir adelante es todos juntos. En la Diócesis de Santa Rosa la High School Cardenal Newman y la Escuela Primaria Saint Rose fueron destruidas. Oremos por los muertos y por todos los afectados; la segunda colección este fin de semana será para la Diócesis de Santa Rosa.

Por favor, manténganme a mí y a los otros 27 peregrinos en sus oraciones. Debido a ustedes, Gilroy también es tierra santa y estaré feliz de regresar.

  1. Robert Samuel